sábado, 7 de noviembre de 2015

Depósitos de gasoil sucios

Todos los usuarios de instalaciones  de gasoil habrán observado como en los depósitos donde se almacena el combustible se van generando unos residuos de aspecto parecido al lodo y que se depositan en el fondo del tanque.  Aunque muchos de estos usuarios tienen la idea de que son impurezas propias del gasoil esto no es así. Se tratan de hongos, bacterias y levaduras que proliferan a partir del agua que aparece en el depósito debido sobre todo a la condensación.

Factores que ayudan al desarrollo de los microorganismos:

1.- La legislación europea exige a las empresas petroleras que reduzcan el nivel de azufre en el gasoil, eliminando la capacidad propia del azufre de actuar como agente anti bactericida.

2.- La nueva legislación europea exige que se incorpore al gasoil el 4% de biodiesel. Esto tiene dos consecuencias, por un lado se añade materia orgánica o nutrientes para los microorganismos y por otro lado aumenta la condensación y por tanto la cantidad de agua donde, a una temperatura adecuada, aparecen y se reproducen las bacterias.

En estas condiciones el gasóleo se convierte en un combustible orgánico que cumple las condiciones ideales para la alimentación y el crecimiento de levaduras, bacterias y hongos ya que contiene agua para que germinen, carbono para que se alimenten, oxígeno para que respiren y oligoelementos para que se desarrollen y se propaguen.
Los microorganismos se presentan como lodos, partículas en suspensión, espuma superficial y limos que restan poder calorífico al gasoil, obstruyen filtros y provocan un aumento en el gasto de combustible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario